2 de octubre

volante repartido por la OPAR

¡Ni perdón ni olvido a los asesinos del 2 de octubre de 1968!

El 2 de octubre ha sido, es y será una fecha que va más allá de la memoria, es un símbolo de la lucha estudiantil, juvenil y revolucionaria en México, es una constante que día a día nos llama a continuar las luchas heroicas de la clase trabajadora y el pueblo pobre en México, particularmente las de los jovenes marginados, de los estudiantes de bajos recursos, normalistas, universitarios y de los jovenes trabajadores. El 2 de octubre del 68 las armas del gobierno intentaron silenciar las voces de descontento, oposición y rabia; hoy estas voces viven en las y los que luchan. Viven en las y los compañeros presos políticos, en la esperanza de encontrar con vida a los desaparecidos políticos, en la resistencia del municipio autónomo de San Juan Copala, Oax., en la lucha de los mineros combativos, y en general en el accionar cotidiano de los cientos de esfuerzos organizativos y de lucha que  llevan a cabo los obreros, campesinos y el pueblo pobre mexicano. El 2 de octubre nos recuerda que no basta luchar por cambios democráticos como lo hicieron los estudiantes del 68, es preciso luchar por una Revolución Social que destruya el capitalismo y a todos los Estados.

Hoy por los compañeros caídos:

¡Organización, Rebeldía, Subversión y Lucha Revolucionaria hasta vencer!

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: