Construyamos una gran resistencia obrera y popular que detenga las reformas hambreadoras

Declaración 08

Ante las “10 propuestas” neoliberales de Felipe Calderón

 

Construyamos una gran resistencia obrera y popular que detenga las reformas hambreadoras 

 

E

l día 1° de septiembre, el presidente Felipe Calderón presentó un paquete de “10 medidas urgentes” con las que supuestamente se pretende “salvar a México”. Las y los trabajadores, campesinos, desempleados, estudiantes, trabajadores informales, es decir, el pueblo, debemos de poner mucha atención a lo que se dijo ese día, sino queremos volver a sufrir nuevos golpes que deterioren más nuestras condiciones de vida. Este paquete de medidas surge como una vía desesperada del gobierno calderonista para hacer frente a la crisis financiera mundial y a la caída de los precios del petróleo.

Los 10 puntos de Felipe Calderón, aunque se intentan presentar como medidas que ayudarían al país, son realmente la fachada de las llamadas “reformas estructurales”, que pretenden acentuar el modelo económico neoliberal que tanto ha afectado al país en los últimos 25 años. Este decálogo incluye: la privatización de la energía eléctrica, de la salud y de la educación, impuestos en alimentos y medicinas, mantener al ejército en la calle, reformar la ley federal del trabajo, entre otras medidas.

Detrás de las 10 medidas esta la garra burguesa

De más está decir que las privatizaciones sólo han dañado nuestra economía. La venta de TELMEX, de las televisoras, de los ferrocarriles, del gas, etc. Sólo nos ha traído aumentos de precios, despidos y el encumbramiento de los burgueses beneficiados por esto, como Slim o Salinas Pliego. Una reforma laboral significaría un golpe para toda la clase trabajadora. Facilitaría el despido, el esquirolaje, los recortes de horas, la perdida de antigüedad, etc. Todo en beneficio de los patrones y dañando a las familias de los obreros y empleados.

Mantener al ejército en las calles es seguir permitiendo los asesinatos de cientos de inocentes que bajo el pretexto de la guerra contra el narcotráfico han muerto por las balas de los militares o han sido víctimas de sus abusos. El aumento de los impuestos, que al parecer es la primera medida que intentarán pasar, sería una medida que nos afectaría a todas y todos los explotados y oprimidos, encareciendo aún más los productos y aumentando la miseria y el hambre en

un México en que más de la mitad de la población subsiste en la pobreza.

Los partidos políticos electoreros y la burocracia sindical al servicio de los patrones

Los partidos políticos (PRI,PAN, PRD, PT, Convergencia, PVEM, PANAL) han señalado por igual que están dispuestos a “sentarse a dialogar” sobre estas reformas, evidenciando su papel de clase de enemigos de la clase trabajadora y del pueblo pobre. Y aún cuando algunos de ellos, como el PT o Convergencia pudieran oponerse a algunas de estas reformas, sería sólo para buscar ganar para ellos el descontento social que estas traerían. Igual que los partidos políticos burgueses, las principales centrales pseudosindicales, como la CTM y la CROC, han manifestado su respaldo a la reforma laboral y a las medidas anunciadas por Calderón, demostrando una vez más su papel antiobrero. Las centrales “independientes”, se han mantenido en su mayoría a la expectativa, pero no pueden encabezar una verdadera oposición clasista puesto que sus dirigencias están copadas por líderes charros y burocráticos ligados al burgués frente popular de López Obrador.

Es por esto que es preciso romper con toda esperanza en la democracia burguesa y los “caudillos” con careta de pueblo como López Obrador, puesto que estos no hacen más que maniatar la lucha de la clase obrera al programa burgues de políticos oportunistas que no quieren ni pueden acabar con la explotación, la opresión y la pobreza.

Sólo el pueblo marca su camino

Las y los trabajadores, los campesinos, los desempleados, los estudiantes pobres, los trabajadores informales debemos movilizarnos y parar estas reformas. No debemos permitir que ni una sola de ellas pase, empezando por organizar una resistencia combativa y clasista al aumento de impuestos.

Sólo la unidad y la lucha de la clase trabajadora y el pueblo pobre puede detener la ofensiva calderonista

También llamamos a las organizaciones de base y verdaderamente democráticas de los trabajadores y el pueblo pobre, a movilizarnos y emprender acciones contra la anunciada ofensiva burguesa de Calderón y compañía. Un llamado extensivo también a las agrupaciones que se reivindican revolucionarias, para que por fuera y en contra de los partidos políticos burgueses, desde una perspectiva proletaria, planteemos de manera unitaria y desde las bases la urgente oposición clasista a los golpes de la patronal y sus aliados charros.

Sólo la Acción Directa, la participación activa y resuelta de los millones de explotados y oprimidos del país construyendo desde nuestros centros de trabajo, de estudios, en nuestros barrios y pueblos, una fuerza de oposición al régimen, un auténtico Poder Popular capaz de enfrentar a la burguesía y al Estado, puede frenar de una vez por todas la avanzada patronal que ya ha afectado severamente nuestra economía y nuestras vidas.

El enemigo de fondo no es el neoliberalismo, sino el sistema capitalista

Los Anarquistas Revolucionarios llamamos a una oposición de clase a las reformas antipopulares, puesto que sabemos que estas representan duros golpes a las y los trabajadores y al pueblo pobre, pero sabemos muy bien que no basta parar estos ataques, sino que es preciso destruir al sistema capitalista y al Estado para poder dar paso a una verdadera libertad e igualdad social.

Para esto, es preciso una Revolución Social que destruya hasta los cimientos este maldito sistema capitalista asesino, que condena a millones y beneficia a un puñado, y que ponga en manos de los trabajadores y el pueblo pobre las industrias y los bienes para ser administrados a favor de la sociedad.

Frenar la avanzada burguesa, levantar una oposición proletaria desde la base, es un paso defensivo necesario e impostergable para poder avanzar a una situación ofensiva en donde los explotados y oprimidos podamos disputarle a la burguesía el control de la producción y de nuestras vidas. Es por esto que los Anarquistas Revolucionarios luchamos por construir un Frente Único de la Clase Obrera y los sectores en lucha que aglutine la oposición clasista y marque el rumbo hacia una salida proletaria e internacionalista a la explotación capitalista.

Hoy nuestra tarea sigue siendo reagruparnos orgánicamente como revolucionarios, y luchar por construir en nuestros espacios de acción núcleos clasistas y combativos, basados en la Acción Directa, que enfrenten, como en estos momentos, la ofensiva de los patrones y el gobierno.

 

 

Frente al gobierno y sus medidas antiobreras y antipopulares: marchas y bloqueos

Contra la patronal y el charrismo sindical: asambleas de base, sabotajes y huelgas

Ante las “reformas estructurales”: LA UNIDAD Y LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA

 

 

¡CONSTRUYAMOS PODER POPULAR! ¡ARRIBA LOS QUE LUCHAN!

 

 

www.opar.ideosferas.org

 

Para leer en formato PDF: http://www.scribd.com/doc/19629821/Construyamos-una-gran-resistencia-obrera-y-popular-que-detenga-las-reformas-hambreadoras-de-Felipe-Calderon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: